El grupo de vecinos que se opone a la venta de tierras en la playa, se reunió con concejales para exponer las razones y presentar las firmas que recolectaron a través de una plataforma digital.

El lunes se realizó una reunión entre la comisión de vecinos “La Bajada de los Palitos” y la Comisión N° 4 del Concejo Deliberante, que trata temas de Planeamiento Urbano, Vivienda, Tierras, Tránsito y Transporte. En este contexto, los vecinos presentaron más de 6.000 firmas que recolectaron a través de una plataforma digital, y expusieron las razones por las que se oponen al loteo de la playa, principalmente porque consideran que “no cuenta con los estudios correspondientes y presenta un grave peligro para la biodiversidad de la zona”.

También estuvieron presentes el Club de Observadores de Aves (COA), el Grupo de Investigación Geográfica Acción y Territorio (GIGAT), estudiantes y profesionales de la Universidad que realizan investigaciones en ese sector costero.

Reserva del patrimonio ambiental

Desde la comisión de vecinos destacaron la fauna y flora nativa del lugar, principalmente el crecimiento de la colonia de lobos marinos del Área Protegida “Punta Marqués” que generó un trabajo mancomunado entre la unos pocos no debe ponerse nunca por encima del bienestar de una sociedad, ya que el patrimonio cultural y ambiental, una vez que sea afectado, jamás se podrá volver a restaurar”.

Incumplimiento de la normativa

Por otro lado, señalaron el incumplimiento de normativa nacional y provincial en el que está incurriendo la empresa que impulsa el loteo: “el proyecto no ha presentado Estudio de Impacto Ambiental ni en el Ministerio de Ambiente de Provincia ni en la Municipalidad de Comodoro. Tampoco han realizado la subdivisión en lotes en el catastro provincial ni han solicitado el cambio de uso de suelo en el Concejo” indicaron, con lo cual no podría ser utilizada para fines residenciales.

También informaron a los ediles que solicitaron ver el expediente del proyecto sin obtener respuesta, siendo que esa información debería ser pública según la Ordenanza 4388-93. Por otro lado, desde el grupo de Geografía y Acción se remarcó la necesidad de contar con una planificación de la ciudad, la necesidad de aprobar un nuevo Código Urbano y de utilizar las herramientas estatales para regular la especulación inmobiliaria en pos de la construcción de una ciudad más inclusiva y justa.

Fuente: Crónica

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *